Problemas del mantenimiento de lagos y lagunas en México.

La Constitución garantiza para todos los mexicanos que el agua es un derecho, además esta marcado como un bien de la nación, pues así lo dispone la carta Magna, pero la realidad no es así, la administración de los sistemas de agua en el país es parte del reto que significa que cada vez mas mexicanos tengan acceso al servicio del agua.


Otra parte importante, es la composición social y económica de nuestro país, en ello la lejanía de las fuentes de agua del lugar donde están ubicadas las sociedades y la tendencia a conducir el agua hacia donde la necesitamos en vez de que vayamos a donde se encuentra.
Una gran realidad es el gobierno, incluyendo a los tres poderes del gobierno federal, los estados, y por consiguiente los municipios, que en muchas ocasiones no cuentan con las condiciones mínimas para cumplir con su obligación, y con la sociedad. Y es que cuando se habla de la  administración y operación de los sistemas del agua en el país, cabe mencionar que son muy variados, así como la condición social que se vive en el país, pueden ser eficientes, renovados, funcionales pero en la mayoría de sus casos con déficits e incapaces financieramente.

La sociedad mexicana actualmente esta siendo llenada de campañas de publicidad que su objetivo es promover el cuidado y uso racional del agua, pero desgraciadamente son campañas débiles que la gente olvida fácilmente, y por esto es necesario que la cultura del agua se convierta en una vos universal y de esta forma permanezca inconscientemente dentro de cada persona de la sociedad mexicana, y que dejando de lado la diversidad de la sociedad y la clases se construya la conciencia de la Cultura del agua.



Problemas para su conservación.

Se consideran que hay 3 problemas para el mantenimiento de las lagunas:
  1. El gobierno no aporta lo suficiente para atender la problemática ambiental y contaminación de las lagunas.
  2. Poca responsabilidad y organización de las personas para promover programas para la prevención de la contaminación.
  3. Carencia de un programa para monitorear las lagunas durante largo plazo.

Una medida preventiva son los programas de manejo para el público ya que en muchos casos ha tenido éxito. Estos son algunos de los puntos que tienen importancia para la buena conservación de las lagunas:
  • Requieren un buen manejo y mantenimiento de la calidad de agua.
  • La prevención de la contaminación química.
  • La conservación de la biodiversidad del entorno.
  • La participación social y el interés y aportación de éstos.
  • El manejo de las lagunas debe estar apoyado por programas de investigación científica y tecnológica a largo plazo y deben estar apoyadas financiablemente.
  • La investigación y el monitoreo deben ser usadas para detectar los diferentes cambios en la condición y tendencia ambiental de las lagunas.
En México los lagos y lagunas han estado degradándose mucho más en los últimos tiempos debido al rápido crecimiento de las poblaciones y también por  los métodos de manejo que se ocupan. Esto produce un gran problema y la presión social que ha surgido debido a esto ha generado que el gobierno empiece a tomar medidas para la prevención de la contaminación y el cuidado de los lagos y lagunas y a tomar conciencia para preservar a los ecosistemas acuáticos.

 El tema principal de estas acciones se debe centrar en mejorar las condiciones del sistema del agua, pero a la vez utilizarlo para el bien de la población. Los ríos y los lagos están ligados íntimamente al hombre y, por lo tanto, es muy difícil considerar que se conservarán sin ser utilizados en alguna forma.
Además de ser fuente vital para el hombre, dentro de todas las culturas los lagos se han visto también como receptores de sustancias, o hasta como medios de transporte. Y los lagos desde hace ya algún tiempo también se han utilizado como una fuente alternativa de producción de proteína para que la población lo consuma.

Cuando se habla de la restauración de lagos o lagunas, se tienen que considerar muchos aspectos ya que no es fácil, puesto ah que las economía ocupa gran parte de estas aguas y sería un fuerte cambio para ella.
También ahí que mencionar que las actividades primarias de ríos y lagos que realizan los habitantes cercanos de esos lugares, como la pesca, la recolección de las plantas que crecen ahí, entre otras, pueden verse como amenaza a la preservación de ese ecosistema, pero también pueden ser vistos como una manera de equilibrar ese ecosistema.




Los lagos.

Una de las principales fuentes de abastecimientos son los lagos y lagunas, siete de los cuales tienen una capacidad de 10 mil 410 millones de m3 y sus cuencas se extienden por una superficie de mil 692 km2.

La presión del agua en el país.

El uso negativo de las aguas superficiales y subterráneas del país han tenido un acelerado crecimientos en las zonas metropolitanas del país, por las industrias eléctricas y petroleras, el crecimiento demográfico, la mayor demanda de alimentos y servicios, y la expansión ganadera y de la agricultura.
Hoy la sobre explotación del agua del país se emplea mayormente para las necesidades básicas de la población mexicana, pero ahí muchos riesgos de que se contaminen estas fuentes hidrológicas y esto obliga al gobierno y la sociedad a que trabajen juntos para asegurar la disponibilidad de agua para las generaciones presentes y futuras.

La sobre explotación del agua.

Datos difundidos por la SEMARNAT “El agua que se extrae de los acuíferos, satisface la s necesidades de 75% de las zonas urbanas, 31% de la industria y 33% de la agricultura”. (SEMARNAT, 12 DE ABRIL, 2013)
Y la sobreexplotación es una muestra directa del grado de presión que ha tenido el agua de las diversas regiones del país.
Las pérdidas de agua en el país.
La perdida del agua es uno de los problemas mas serios que presenta el país en cuanto a recursos se refiere, y las principales causas de su perdidas son las fugas que se tienen en los lugares donde se provee de manera publica, y son los principales responsables de esta situación.

“El sector que mas desperdicia el agua de lagos es el agrícola, que al mismo tiempo es el mayor consumidor. 57% del agua utilizada por el sector agrícola se pierde por evaporación, pero el factor determinante resulta serla ineficiente infraestructura de riego.”
“En diversas zonas urbanas del país, las perdidas de agua por medio de fugas ha alcanzado un promedio de 30 a 37 % de total de fugas”.

Casillas Miguel Ángel,(2002, 1ra edición),La tercera revolución del agua, Pág. 144, México, Asociados numerarios de El Colegio de Jalisco.                                                   
¿Qué hace México para proteger y recuperar sus lagos y lagunas?
Recuperación del lago de Texcoco.

La explosión demográfica, el avance de la comunidad urbana y la industria, la deforestación, la destrucción del suelo, la contaminación, y el secamiento progresivo del lago de Texcoco fueron muy fuertes para el norte de la ciudad de México.

Después de que se seco el Lago de Texcoco, el lugar donde solía se convirtió en un desierto salitroso, y en el se echaban las aguas contaminadas de los ríos Churubusco y desecho de compañías.
Pero no fue solo olvidar su existencia, estas faltas graves comenzaron a manifestarse en el ambiente de la ciudad, con la formación de nubes a tal grado de obscurecer el cielo, lo cual provoco que la gente de esta sociedad comenzara a presentar enfermedades oculares, respiratorias y gastrointestinales.

L única forma de resolver esta situación ambiental era comenzar acciones para rescatar y hacer útil el espacio que ocupada el Lago de Texcoco, por lo cual se creo el Proyecto de Recuperación de Lago de Texcoco, con lo cual se pretendía mejorar e ambiente y la ecología, fomentar las actividades ecológicas y recibir a las aves migratorias, entre muchas mas.
Pero principalmente la recuperación de el, es debido a la importancia que tienen los lagos y lagunas para el país, y la perdida de uno afectaba directamente al ecosistema, ahora la recuperación de el ya esta mas encaminada a ser lograda y cada día se lucha porque vuelva a manifestarse como un día lo fue el Lago de Texcoco.



Uso del agua en el país.

“La explotación, uso o aprovechamiento de las aguas nacionales se realizara mediante concesión o asignación otorgada por el ejecutivo federal a través de la Comisión Nacional del Agua” (CONAGUA, “Ley de Aguas Nacionales, 2008)
Las normas oficiales mexicanas ecológicas del agua en lagos y lagunas.
Estas normas que creo el Gobierno Federal establecen valores y procedimientos para manejar este recurso. 

(…”NOM- 001- Semarnat- 1995. Establece los límites máximos permisibles de contaminantes en las descargas de aguas residuales en aguas y bienes nacionales.
NOM- 002- Semarnat- 1996
Establece los límites máximos permisibles de contaminantes en las descargas de aguas residuales a los sistemas de alcantarillado urbano o municipal

NOM-003- Semarnat- 1997
Establece los límites máximos permitidos de contaminantes para las aguas residuales tratadas que se rehúsen en servicios al público

NOM- 004- Semarnat- 2002
 Protección ambienta, especificaciones y limites máximos permisibles de contaminantes para las aguas residuales para su aprovechamiento…”)


(SEMARNAT, Normas oficiales ecológicas y las del subsector agua, 2003)

Cultura del Agua.

El programa permanente de cultura del agua, cuenta con diferentes acciones, con las cuales su objetivo es hacer conciencia a la sociedad sobre la importancia y cuidado del agua.
Los medios que ocupa son los siguientes.
Concursos de Pintura preescolar, infantil y juvenil
Festivales del agua
Exposiciones sobre el agua, etc.
La cultura del agua implica asumir una actitud responsable ante el aprovechamiento de este recurso, significa reconocer su enorme valor y al mismo tiempo su escases, y aunque el ser humano siempre es capaz de adaptarse a las nuevas circunstancia, hoy en día enfrenta una de las mas difíciles, el satisfacer sus necesidades con una cantidad de agua cada vez menor.


  • (2009, 1ra edición), Cultura del agua Hacia un uso eficiente del recurso vital, pág. 95,128-133, 146-147,164-165, 168-169, 185, 278, México, Secretaria del agua y obra publica. 
  • Hernández Samuel, (1985, Primera edición), ¡Vamos por el agua!, Pag, 86-123, México, Editores Asociados Mexicanos.


 

Por:
  Almaguer Cuellar Itzel Denise 

0 comentarios:

Publicar un comentario